5 Consejos sobre Oracion San Benito que Puede usar Hoy

2020-05-04

Contenido

oracion san benito

19 De esta promesa suya hará una solicitud a nombre de los beatos cuyas reliquias están allí, y del abad presente. 17 El que será recibido, prometa en el oratorio, en presencia de todos, su seguridad, vida monástica y obediencia, 18 enfrente de Dios y de sus beatos, a fin de que sepa que si en algún momento obra de otra manera, va a ser culpado por Aquel de quien se burla. 1 Los artesanos que pueda haber en el monasterio, ejerciten con humildad sus artes, si el abad se lo permite. 2 Pero si alguno de se engríe por el conocimiento de su oficio, porque le da la sensación de que hace algo por el monasterio, 3 sea removido de su trabajo, y no vuelva a ejercerlo, salvo que se humille, y el abad lo autorice nuevamente. 1 Reciba siempre y en todo momento el abad en su mesa a huéspedes y peregrinos. 2 Cuando los huéspedes sean pocos, puede llamar a los hermanos que él quiera; 3 pero procure dejar uno o 2 ancianos con los hermanos, a fin de que contengan la especialidad. 4 Por nuestra parte, no obstante, creemos que en sitios templados a cada monje le basta tener cogulla y túnica 5 , 6 un escapulario para el trabajo, y medias y zapatos para los pies.

Lea mas sobre mantenimiento de flotas aqui.

¿existe Monjes Benedictinos Jóvenes Hoy En Día? ¿hay Frailes Benedictinos Millenials?

2 Esta es la que conviene a aquellos que nada estiman tanto como a Cristo. 3 Así sea en razón del santurrón servicio que han profesado, o por el temor del infierno, o por la gloria de la vida eterna, 4 en relación el superior les manda algo, sin aceptar dilación alguna, lo efectúan tal y como si Dios se lo mandara. 7 Todos prosigan, pues, la Regla como profesora en todas y cada una de las cosas, y absolutamente nadie se aparte temerariamente de . 8 Nadie siga en el monasterio la intención de su corazón. 9 Ninguno se atreva a discutir con su abad atrevidamente, o fuera del monasterio.

Como Benito se negó, suplicó al Muy santo que le impidiese regresar y, de pronto, se levantó una gran tormenta y Benito no pudo volver al monasterio. Desde ese momento, se la invoca como letrada contra los rayos y tempestades. Pasados tres días, Benito se encontraba ya en el convento y tuvo una visión por la que contemplaba el alma de su hermana subida al cielo por un ángel. En Monte Cassino, creó un nuevo monasterio y sobre las ruinas de un viejo templo destinado a Apolo construyó un oratorio bajo la advocación de San Martín, cuya imagen distribuyendo su cubierta con un pobre es buena representación de la hospitalidad benedictina, y otro en honor a San Juan Bautista. Cuenta la historia de historia legendaria que Apolo, en venganza, en el momento en que estaban creando el monasterio, desmoronó una de sus paredes y aplastó a un monje; Benito decidió rezar y, al retirar los escombros, apareció el monje ileso. Otra leyenda afirma que un día los monjes hallaron cerca de allí una piedra que querían emplear en la construcción del monasterio, pero eran incapaces de moverla aunque no parecía tan pesada; cuando llegó Benito, bendijo la piedra y lograron transportarla con facilidad.

San Benito

oracion san benito

Al salir de Completas, ninguno tiene ya permiso para decir nada a absolutamente nadie. 9 Si está a alguno que quebranta esta regla de silencio, sométaselo a un severo castigo, diez salvo si lo realiza pues es necesario atender a los huéspedes, o si quizás el abad manda algo a alguien. 11 Pero aun esto mismo hágase con suma gravedad y discretísima moderación. 1 Cuide el abad con la mayor solicitud de los hermanos culpables, porque “no necesitan médico los sanos, sino los enfermos” . 1 Siempre y cuando en el monasterio haya que tratar asuntos de relevancia, convoque el abad a toda la comunidad, y exponga mismo de qué se ha de tratar. 2 Oiga el consejo de los hermanos, reflexione consigo, y lleve a cabo lo que juzgue más útil. 3 Hemos dicho que todos sean llamados a consejo por el hecho de que frecuentemente el Señor revela al más joven lo que es mejor.

oracion san benito

3 Sean, ya que, suficientes 2 platos cocidos para todos los hermanos, y si se tienen la posibilidad de conseguir frutas o legumbres, añádase un tercero. 7 Para los hermanos enfermos haya un local aparte atendido por un servidor miedoso de Dios, ágil y solícito. 8 Ofrézcase a los enfermos, siempre y cuando sea favorable, el uso de baños; pero a los sanos, especialmente a los jóvenes, permítaselos más difícilmente.

Lea mas sobre tecnicasdeaprendizaje.net aqui.

24 Si tiene bienes, distribúyalos antes a los pobres, o cédalos al monasterio por una donación solemne. Y no guarde nada de todos esos bienes para sí, 25 en tanto que sabe que desde aquel día no ha de tener dominio no sobre su cuerpo. 1 No se reciba fácilmente al que recién llega para entrar a la vida monástica, 2 sino que, como dice el Apóstol, “prueben los espíritus para poder ver si son de Dios” . 5 Acuérdense de Ananías y Safira, no sea que la desaparición que padecieron en el cuerpo, 6 la sufran en el alma éstos, y todos y cada uno de los que cometieren algún estafa con los recursos del monasterio.

10 De este modo, ya que, “el primer grado de humildad” radica en que uno tenga siempre enfrente de los ojos el temor de Dios, y nunca lo olvide. 11 Recuerde, ya que, siempre todo lo que Dios ha mandado, y medite sin cesar en su alma de qué forma el infierno abrasa, a causa de sus errores, a esos que desdeñan a Dios, y de qué forma la vida eterna está preparada para los que temen a Dios. 12 Guárdese a toda hora de pecados y vicios, esto es, los de los pensamientos, de la lengua, de las manos, de los pies y de la voluntad propia, y apresúrese a recortar los deseos de la carne.

Lea mas sobre software-mantenimiento aqui.

oracion san benito

Realiza un comentario