5 Simples Hechos acerca de Santa Maria De Huerta Monasterio

2020-11-12

Contenido

santa maria de huerta monasterio

Como es natural lo probaron, imaginaron cómo sería tal trasiego de comida de un lugar a otro. La chimenea de la cocina es singularmente atrayente, más que nada por el hecho de que es un lugar que en otros monasterios no es visitable.

santa maria de huerta monasterio

La pobreza en que vivían se refleja también en los edificios cistercienses, austeros y sencillos. Creen también en el trabajo manual como signo de liberación y quieren ganarse el pan con sus propias manos. Se los conoce como “cistercienses” porque nacen en la población francesa de Cister, lugar desde donde, en el siglo XI-XII, entran en España. Fue fundado el cenobio por iniciativa de Alfonso VIII, y fue su cuarto abad, San Martín de Finojosa, quien inició la construcción del monasterio. Ocupada por frailes cistercienses, es hospedería, casa de espiritualidad y museo.

Dónde Se Encuentra El Monasterio De Santa María De Huerta

Nuevamente, se aprecian semejanzas con el rosetón del hastial norte de la catedral de Cuenca. De la cabecera se destaca especialmente el ábside principal con enormes arcuaciones semicirculares ciegas en cuyos paños rehundidos se abren ventanales. Los canecillos de la cabecera y transepto son todos de finos rollos en degradación. Este fundamento de viejo origen califal se va a dar en varias iglesias sorianas (por poner un ejemplo Almazán) y alcarreñas. Por encima, hay un frontón triangular con la imagen de La Virgen y 2 columnas jónicas en los extremos.

santa maria de huerta monasterio

Lea mas sobre control de obras aqui.

santa maria de huerta monasterio

La pared del fondo se ilumina por 4 ventanales apuntados en la parte de abajo. Sobre ellos se encuentran otros 2, horadados por dos ventanas geminadas y encima un óculo.

En el centro están las estatuas de Don Rodrigo Jiménez de Rada y San Martín de Finojosa , ambos sepultados en la Iglesia. La sobria testera de la hospedería tiene ventanas muy simples y en el centro hay una portada del siglo XVI reformada en el XVIII, por la que ingresa a la visita. El monasterio de Santa María de Huerta se encontraba rodeado de una muralla que aislaba a los frailes del pueblo, al llegar todavía puedes observar una parte de los gruesos muros originales y ocho de sus cubos almenados. En ella hay una portada para acceder al conjunto, es del siglo XVI y tiene forma de arco de triunfo coronado con un frontón triangular en el que hay una hornacina con una Virgen entre dos escudos. Los monjes cistercienses, basándose en su lema “ora et labora”, abandonan todo signo externo de riqueza y se sostienen de su trabajo, labran la tierra y tienen ganado. Siempre están ubicadas en terrenos apartados de difícil ingreso pero cerca de una fuente de agua.

Lea mas sobre lasmejoresbarbacoas.com aqui.

  • Bien interesantes son los de los Condes de Molina y el de Don Pedro de Manrique.
  • La cocina, auténtica joya del románico medieval, está comunicada con el refectorio de los monjes y posee un gran hogar en el centro.
  • La cabecera está formada por un ábside semicircular y dos capillas rectangulares a cada lado.

A pesar de que los monjes del Monasterio de Santa María de Huerta pasaron por tiempos difíciles, las adversidades fueron siempre y en todo momento superadas. Pero en el siglo XVIII, han comenzado algunas crisis que lo afectaron dificultosamente y las desamortizaciones del siglo XIX terminaron con la comunidad. Resalta en este claustro la escalera calada, abierta en el muro por medio de arcos por la que se acceda al púlpito. El refectorio de los monjes es probablemente la estancia más célebre y valorada del monasterio de Santa María de Huerta.

Tras elegir la localización perfecta, el rey Alfonso VIII puso la primera piedra del Monasterio de Santa María de la Huerta en 1179. Y gracias a su protección y a las donaciones, a inicios del siglo XIII, se termina la obra. Carlos I y Felipe II se dedican a reformarlo y agrandarlo en el siglo XVI. Fue fundado el cenobio por idea de Alfonso VIII, y fue su cuarto abad, San Martín de Finojosa, el que inició la construcción del monasterio que respeta fielmente el estilo de la orden, románico-gótico-plateresco. Una vez entramos en este magnífico refectorio observamos que hablamos de un amplio espacio cuadrado de gran altura .

santa maria de huerta monasterio

Lea mas sobre gestiondeflotasdetransporte aqui.

santa maria de huerta monasterio

Realiza un comentario