La Real Historia sobre Novena Ala Medalla Milagrosa que los expertos no quieren que usted conozca

2019-03-15

Contenido

novena ala medalla milagrosa

A lo largo del noviciado tuvo otras visualizaciones, de Jesús que se encuentra en la Eucaristía más allá de las visualizaciones del Pan, y como Cristo Rey crucificado, despojado de sus ornamentos. Mantuvo estas visualizaciones escondes durante toda su historia, contándoles a puntito de morir solo a su confesor. El Catolicismo reconoce la posibilidad de que ciertos hombres y mujeres particularmente merecedores, a lo largo de los siglos, hayan recibido la visita de Jesús, la Virgen María o un Santurrón o Beato particularmente.

Y que al llevar tu Medalla nos guíe siempre y en todo momento tu amable protección y nos conserve en la felicidad de tu divino Hijo. ¡Oh, muy, muy poderosa Virgen, Madre de nuestro Salvador! , consérvanos unidos a ti en todos los momentos de nuestra vida. Alcánzanos a todos , tus hijos, la felicidad de una aceptable muerte, a fin de que, juntos contigo, tengamos la posibilidad gozar un día de la celeste beatitud. Escucha, ya que, ¡Oh Virgen de la Medalla Prodigiosa! , este favor que confiados te solicitamos para mayor gloria de Dios, engrandecimiento de tu nombre y bien de nuestras almas. Y para mejor ser útil a tu Divino Hijo, inspíranos un profundo odio al pecado y danos el coraje de afirmarnos siempre y en todo momento realmente cristianos.

Las Apariciones Y La Historia De La Medalla Milagrosa

Lea mas sobre software mantenimiento aqui.

Señor Dios nuestro, que por la lnmaculada Virgen María asociada a tu Hijo de modo inefable, nos das alegrarnos con la abundancia de tu amabilidad, concédenos propicio que sostenidos por su maternal auxilio, jamás nos veamos privados de tu providente piedad, y que con fe libre, nos sometamos al misterio de tu redención. Las apariciones de la Virgen de la Medalla Prodigiosa conforman indudablemente una de las pruebas más ricas de su amor maternal y misericordioso. Esta es la Gran Promesa de la Medalla Prodigiosa.

novena ala medalla milagrosa

Lea mas sobre tablademultiplicar.net aqui.

  • ¿Por qué, pues, no acudir a en todas y cada una nuestras necesidades?.
  • Virgen y Madre Inmaculada, mira con ojos misericordiosos al hijo que viene a Ti, lleno de confianza y amor, a implorar tu maternal protección, y a ofrecerte gracias por el enorme don celestial de tu bendita Medalla Milagrosa.

De esta manera, ocasionalmente, María desciende para recordar a quienes creen y confían en ella, su deber, su voluntad de ayudar a los hombres y mujeres en su viaje períodico, de apoyarlos, defendiendo siempre y en cualquier caso su causa ante los ojos del Padre. La narración de la Medalla Milagrosa (o medalla de Nuestra Señora de las Gracias, o medalla de la Inmaculada) también está relacionada con esta clase de experiencia. Este objeto de veneración, con un poderoso simbolismo, capaz de curaciones inopinadas y actos prodigiosos, proviene de una aparición, de un momento de amor divino hecho carne y luz, del encuentro entre una novicia joven y humilde de apenas veinticuatro años y la Virgen María. En una charla nocturna que duró horas, llevada a cabo no solamente de palabras, sino de miradas, movimientos, manifestaciones de afecto y devoción y una esperanza vibrante. La Medalla Prodigiosa es un símbolo de devoción y amor famoso por la Iglesia Católica, apoyo para esos que procuran la felicidad, para aquellos que enfrentan un momento particularmente difícil en sus vidas o, simplemente, para esos que quieren recordar cada día que no están solos, que tienen una Madre infinitamente buena y amorosa que los apoya y los aguanta.

Debido a las obras de restauración en el interior de la Catedral, este año la clásico novena y la festividad de la Milagrosa se traslada a la iglesia de Santa María Salomé. Esta es la Enorme Promesa de la Medalla Milagrosa. Agradezcámosle tanta amabilidad, y escudemos siempre nuestro pecho con la medalla que es prenda segura de la protección de María.

Lea mas sobre desarrollosdesoftware aqui.

Después del nombre de María, hace aparición en la Medalla Prodigiosa el secreto de su purísima Concepción, el más glorioso privilegio de cuantos le concedió la Augustísima Trinidad. Cuál vais a ser Vos misma, si solo vuestro nombre es tan amable y tan jocoso? , exclama San Bernardo, vuestro nombre es tan dulce y amable, que no puede pronunciarse sin que deje inflamado de amor y favorecido al que lo nombra. Nombre augusto de María, tu vas a ser para mi alma la escala bendita que la va a conducir al reino de los Cielos. Nombre muy dulce, que suaviza los males del hombre y es el apoyo más sólido de sus esperanzas, la prenda mas segura de su futuro.

“Ven al pie de este altar —le dice la celestial Señora—, aquí se distribuirán las gracias sobre cuantas personas las soliciten con seguridad y fervor, sobre grandes y pequeños”. ¡De qué forma siente las penas de cada uno de sus hijos! Que tu recuerdo y tu medalla, Virgen Milagrosa, sean alivio y consuelo de todos los que padecen y lloran en desamparo.

novena ala medalla milagrosa

Realiza un comentario