La verdad Acerca de Oracion San Benito

2020-05-04

Contenido

oracion san benito

3 Lo que queda después de las Vigilias, empléenlo los hermanos que lo necesiten en el estudio del salterio y de las lecturas. 1 En invierno, es decir, desde el primero de noviembre hasta Pascua, siguiendo un método razonable, levántense a la octava hora de la noche, 2 a fin de que descansen hasta un poco más de media noche, y se levanten ahora reparados.

oracion san benito

8 Laven las toallas con las que los hermanos se secan las manos y los pies. 9 Tanto el que sale como el que entra, laven los pies a todos.

De Septiembre, Santa Teresa De La Ciudad De Calcula

21 Así, pues, atienda el abad a las flaquezas de los necesitados y no a la mala intención de los envidiosos. 22 Y en sus decisiones piense en la retribución de Dios. 15 Como ropa de cama es suficiente una estera, una manta, un cobertor y una almohada.

Lea mas sobre software alquiler maquinaria aqui.

oracion san benito

16 El abad debe de revisar recurrentemente las camas, para eludir que se guarde allí algo en propiedad. 17 Y si se revela que alguien tiene alguna cosa que el abad no le haya concedido, sométaselo a gravísimo castigo.

Lea mas sobre losmejorescalidadprecio.com aqui.

La fama de sus milagros y el deseo de varios de continuar su modelo de vida hicieron que sus fieles fueran poco a poco más varios, lo que provocó la envidia de Florencio, un sacerdote que tenía su parroquia cerca del monasterio. Un día le envió como obsequio un pedazo de pan envenenado, pero, en el momento en que Benito descubrió la trampa, mandó a un cuervo al que alimentaba todos los días llevarse el pan en su pico y lanzarlo donde nadie pudiera localizarlo. Cuando el cuervo cumplió su misión, volvió a recibir el alimento que Benito le acostumbraba a proporcionar. Florencio, por su lado, recibió el castigo de Dios al morir aplastado por el derrumbamiento de su vivienda, lo que produjo en Benito una inmensa pena. Su pudiente familia le dio una sólida capacitación humanística en Roma, pero , decepcionado con todo cuanto veía en la ciudad, decidió retirarse al monte Subiaco para llevar una vida de ermitaño en una cueva, destinado a la oración.

oracion san benito

Lea mas sobre softwaretrazabilidad aqui.

7 Los hermanos más jóvenes no tengan las camas anexas, sino intercaladas con las de los jubilados. 8 En el momento en que se levanten para la Obra de Dios, anímense discretamente unos a otros, a fin de que los soñolientos no logren excusarse. 2 Reciban de su abad la ropa de cama correcta a su género de vida. 3 Si es viable, duerman todos en un mismo local, pero si el número no lo permite, duerman de a diez o de a veinte, con ancianos que velen sobre ellos. 4 En este dormitorio arda todo el tiempo una lámpara hasta el amanecer. 3 Elíjanse decanos a esos con quienes el abad pueda compartir confiadamente su cargo. 4 Y no se elijan por orden, sino más bien según el mérito de su vida y la sabiduría de su doctrina.

  • 21 Y no se comunique un hermano con otro en las horas incorrectas.
  • Solo su amigo Román le hacía llegar un pedazo de pan para saciar su hambre.

39 Y de este modo, temiendo siempre y en todo momento la cuenta que va a rendir como pastor de las ovejas a confiadas, al cuidar a las cuentas ajenas, se vuelve cuidadoso de la suya propia, 40 y al corregir a los otros con sus exhortaciones, él mismo se corrige de sus vicios. 4 Por lo tanto, el abad no debe enseñar, entablar o enviar nada que se además del precepto del Señor, 5 sino que su orden y su doctrina tienen que dar a conocer el fermento de la justicia divina en las almas de los acólitos.

oracion san benito

Realiza un comentario