Las Oraciones De Santa Brigida – Una descripción general

2018-12-27

Contenido

las oraciones de santa brigida

Bendito seáis Vos, mi Señor Jesucristo, que quisisteis fuera circuncidada vuestra inmaculada carne, llamaros Jesús, y que os ofreciera en el templo vuestra Madre. Bendito seáis Vos, mi Señor Jesucristo, que os hicisteis bautizar en el Jordán por vuestro siervo Juan. Bendito seáis Vos, mi Señor Jesucristo, que con vuestra bendita boca predicasteis a los hombres palabra de vida, y en presencia de ejecutasteis varios milagros. Bendito seáis Vos, mi Señor Jesucristo, que para cumplir las escrituras de los profetas, manifestasteis con pruebas al mundo que érais el verdadero Dios. Sin limites gloria os sea dada, Señora mía Virgen María, que ofrecisteis humildemente vuestra virginidad al mismo Dios, y de este modo no les cuidasteis de quién se desposaría con Vos, pues sabíais, que aquel a quien primeramente habíais dado palabra, era mejor y más poderoso que todos los otros. Bendita y venerada seáis Vos, Señora mía gloriosísima Virgen María, Madre de Dios, ante quien sois de verdad, la más excelente criatura, y nadie nunca le amó tan íntimamente como Vos, santísima Señora.

las      oraciones de santa brigida

Las promesas ya se han realizado en pos de todas y cada una la gente que han rezado estas oraciones. Además de esto, se han producido varios hechos sobrenaturales. Por este medio, Dios se ha dignado anunciar la estricta veracidad de estas oraciones y promesas. Santa Brígida, te suplicamos nos alcances del Señor, la perseverancia diaria para rezar estas oraciones por las Santas Llagas de Jesucristo. Tráenos de su Divina Clemencia el privilegio de meditarlas y su aprovechamiento espiritual.

Rosario Del Espíritu Beato

Lea mas sobre aqui.

las      oraciones de santa brigida

Infinitas pruebas nos has dado de que tu mayor deseo es estar siempre con ; y fue este sublime deseo, ¡Oh bendito amor! El que te llevó a asumir la naturaleza humana. , recuerda aquella Santa Pasión que abrazaste por , para cumplir con el divino plan de reconciliación de Dios con su criatura. Recuerda Señor tu última cena, en el momento en que rodeado de tus discípulos, y después de haberles lavado los pies, les diste tu hermoso cuerpo y sangre. Recuerda también en el momento en que tuviste que consolarlos al anunciarles tu ahora próxima Pasión. Te suplicamos nos concedas, Señor Dios nuestro, disfrutar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre y en todo momento Virgen María, podamos vernos libres de las tristezas de la vida presente y gozar de las alegrías eternas. Dios se le manifestó y acogió dócilmente el designio divino en su historia.

Descubrir Que, Al Querer Al Prójimo Y Al Cuidar El Ambiente, Cooperamos Con El Padre Dios, Y Nos Asemejamos A Su Hijo

las oraciones de santa brigida

Por el vinagre y la hiel amarga que habéis probado en la Cruz, por amor a nosotros, oíd nuestros ruegos. Concedednos la felicidad de recibir con dignidad Tu Sacratísimo Cuerpo y Sangre Preciosísima durante nuestra vida, y también a la hora de la desaparición para servir de antídoto y consuelo a nuestras ánimas. Les suplico, oh mi Salvador, por la espada de dolor que entonces traspasó el alma de Vuestra Muy santa Madre, que tengáis compasión de mi.

Imaginemos a María encontrándose con su Hijo en la mitad de quienes lo arrastran a tan despiadado muerte. Vivamos el tremendo dolor que sintió cuando sus ojos se hallaron, el mal de una Madre que procura ofrecer apoyo a su Hijo. “La Madre de Dios, que procuró afanosamente a su hijo, perdido sin culpa de Ella, que experimentó la más grande alegría al encontrarle, nos va a ayudar a desandar lo andado, a corregir lo que sea exacto en el momento en que por nuestras ligerezas o pecados no acertemos a distinguir a Cristo. Alcanzaremos de esta forma la alegría de abrazarnos de nuevo a , para decirle que no lo vamos a perder más. Representa el segundo de los 7 dolores de la Virgen, el que sintió cuando debió escapar con José y Jesús repentinamente y a la noche tan lejos para lograr salvar a su Hijo de la matanza decretada por Herodes. María vivió auténticos males viendo que Jesús, ya era perseguido de muerte siendo un bebe. Cuántos sufrimientos experimentó en la tierra del exilio.

Lea mas sobre constelacionesdeestrellas.com aqui.

las      oraciones de santa brigida

Alabanza eterna y acción de gracias os sean dadas, mi Señor Jesucristo, que con tan enorme mansedumbre padecisteis por tan crueles dolores. Y de esta suerte afligido y lleno de dolores estuvisteis en la cruz, oh mi dulcísimo Señor, y humilde y pacientemente esperasteis con excesiva pena a la hora de la desaparición. Bendito seas tú, mi Señor Jesucristo, que anunciaste por adelantado tu muerte y, en la última cena, consagraste el pan material, convirtiéndolo en tu cuerpo glorioso, y por tu amor lo diste a los apóstoles como memorial de tu dignísima pasión, y les lavaste los pies con tus santas manos hermosas, exponiendo de esta forma humildemente tu máxima humildad. Honor a ti, mi Señor Jesucristo, por el hecho de que el temor de la pasión y la muerte logró que tu cuerpo inocente sudara sangre, sin que ello fuera obstáculo para llevar a término tu designio de redimirnos, mostrando de esta forma de manera bien clara tu caridad para con el género humano. Bendita seáis Vos, Señora mía Virgen María, que con anticipación supisteis que debía ser preso vuestro Hijo, y después con vuestros benditos ojos lo visteis dolorosamente atado a la columna, azotado, coronado de espinas, clavado desnudo en la cruz, siendo el blanco del desprecio de muchos, y apellidado traidor.

Oh Jesús, en memoria de este beato dolor que habéis permitido con tanto amor en la Cruz, les suplico concederme la felicidad de temeros y amaros. Los padres de familia, maestros y maestras que enseñan estas frases a los pequeños, al menos en el transcurso de un año, serán premiados de Dios. Esta promesa se aplica igualmente a los que se las hacen más fácil a otros. Se les afirma el privilegio de ser preservados durante la vida, de todo incidente grave, que pudiese ocasionar la pérdida de alguno de sus cinco sentidos. Por esta amarga Pasión, y por la Efusión de Tu divina Sangre, te suplicamos oh muy, muy dulce Jesús, que recibas nuestra alma, cuando estemos tolerando en la agonía de nuestra muerte. Por aquella angustia que padeciste en aquellos instantes finales de tu Pasión, te suplicamos oh nuestro Salvador que no nos abandones en los terrores y dolores de nuestra muerte.

Lea mas sobre software-transporte aqui.

las oraciones de santa brigida

Realiza un comentario