Lo más bajo en Las Oraciones De Santa Brigida Clarificado

2018-12-27
Rate this post

Contenido

las oraciones de santa brigida

Brígida no pudo hablar hasta la edad de 3 años, pero tan pronto pudo hacerlo, comenzó a rezar a Dios. Oh Señora mía, virtud y dulcedumbre mía, benditos sean vuestros sacratísimos pechos sobre todas las dulcísimas fuentes de aguas, pues como el agua que de las mismas aflora, da consuelo y alivio al sediento, de esta forma vuestros sagrados pechos sustentando al Hijo de Dios, nos brindaron a los menesterosos el consuelo y la medicina. En esta oración revelada por Dios a santa Brígida, se alaban muy devota y de forma encarecida todos los integrantes del glorioso cuerpo de la Virgen María, y sus virtuosos hechos anatómicos. Señor mío Jesucristo, bendigan y alaben por siempre vuestras preciosas costillas y espalda todos y cada uno de los que padecen trabajos espirituales o de la tierra, porque desde vuestra infancia hasta la desaparición constantemente trabajasteis por nuestra redención, y llevasteis en vuestras espaldas nuestros errores con sumo mal y fatiga. Señor mío Jesucristo, bendita sea vuestra garganta, vuestro estómago y entrañas, y perpetuamente sea honrado todo vuestro sagrado interior, por el hecho de que en su debido orden brindaron decorosamente alimento a vuestro precioso cuerpo, y sustentaron vuestra vida corporal para la redención de las almas y alegría de la ciudad de los ángeles.

  • Acordaos de todos y cada uno de los sufrimientos que habéis permitido desde el instante de Vuestra Sagrada Pasión; tal como fue decretado y ordenado desde toda la eternidad, según el plan divino.
  • Sus santurrones, temed al Señor, pues nada les falta a los que le temen; los ricos depauperan y pasan hambre, los que procuran al Señor no carecen de nada.

15 días antes de su muerte, sentirá contrición profunda por sus pecados, y va a tener conocimiento perfecto de todas sus culpas. El papa Pio IX declaró conocimiento de estas frases con el acto de enseñar el Prólogo. De esta manera, el Sumo Pontífice aceptó la autenticidad de estas plegarias para el bien de las almas; y firmó la aprobación el día 31 de mayo de 1862. Recuerda a aquel torrente de sangre que afloró de cada una parte de tu Bendito Cuerpo, igual que la uva exprimida en el lagar. Por tu Dolorosa Muerte; te suplicamos, Oh Rey de Beatos y Arcángeles, que nos confortes y nos ayudes a soportar al mundo con sus errores, a Satanás con sus pérfidas, y a la carne con sus vicios, para que de esta forma, fallecidos a los enemigos de nuestras almas, vivamos únicamente para Ti. De ahí que te rogamos, Oh Dulce Redentor y Salvador, que a la hora de nuestra muerte recibas nuestras pobres almas desterradas que regresan a Ti.

Undécima Oración

Lea mas sobre mantenimiento online aqui.

Gloriosa Santa Brígida de Suecia, eterna dulzura, suplico a fin de que por medio de tu proximidad al Creador y por tus obras y lealtad en la tierra, consigua la perfección, la santidad y la felicidad llevar a cabo en esta tierra, la voluntad del Padre y tras esta vida, la gracia de tener el cielo eterno. A la corta edad de catorce años, Santa Brígida de Suecia contrae nupcias con Ulf Gudmarsson, un joven con el que formó una familia feliz a lo largo de prácticamente 30 años, teniendo varios hijos e hijas, entre , Santa Catalina de Suecia. Cuando tenía siete años experimento una visión de la Santa María Virgen, lo que la logró arrimarse más a la religión. Sintió un deseo profundo por la estudiar y entender la pasión de Cristo, lo que fue la clave de toda su experiencia espiritual. A los doce años quedo huérfana de madre, recibiendo la educación de parte de su tía. Desde niña exhibió una inteligencia y actitudes sin iguales, hablaba con fluidez y claridad con solo 3 años de edad, discutía como si se tratase de un individuo de más grande edad, además de esto era muy benevolente y caritativa. Las cookies son breves informaciones que se mandan y guardan en el disco duro del computador del usuario por medio de su navegador en el momento en que éste se conecta a una web.

las oraciones de santa brigida

Honra os sea dada, mi Señor Jesucristo, que tuvisteis un copioso sudor de sangre a raíz del temor de la Pasión y muerte de tu inocente cuerpo, y pese a todo consumasteis nuestra redención, que queríais realizar, y así manifestasteis muy a las visibles el cariño que teníais al estirpe humano. Gloria os sea dada, mi Señor Jesucristo, que vendido por tu acólito y comprado por los judíos, fuisteis preso por causa nuestra, y con solo una palabra arrojasteis en tierra a vuestros enemigos, en cuyas inmundas y rapaces manos os entregasteis después por vuestra intención. Llenaos de regocijo, oh gloriosa Madre de Dios Virgen María, pues tras vuestra muerte merecisteis ver vivificado tu cuerpo, y juntamente con vuestra alma subir al cielo acompañado de ángeles, y reconocisteis a vuestro glorioso Hijo por Dios al par que hombre, y con sumo gozo visteis que era justísimo juez de todos y remunerador de las buenas proyectos. Congratulaos, oh Señora mía Virgen María, pues en vuestra suavísima muerte fue vuestra alma abrazada por el poder de Dios, quien la protegió contra toda adversidad, custodiándola paternalmente. Y entonces Dios Padre sometió a vuestro poder todas y cada una de las cosas construídas, Dios Hijo puso honoríficamente consigo a su dignísima Madre en muy sublimado taburete, y el Espíritu Beato os encomió maravillosamente, llevando a su glorioso reino a Vos, que sois su Virgen esposa. Alegraos por siempre y en todo momento, Señora mía Virgen María, pues después de vuestra muerte estuvo pocos días en el sepulcro vuestro cuerpo, hasta que por el poder de Dios fue otra vez unido con honor a vuestra alma. Bendita seáis, Señora mía Virgen María, que toda vuestra alma estaba encendida solo con el ardor del amor divino, y elevada con todo el poder de vuestras fuerzas, contemplando al altísimo Dios a quien por quererlo apasionadamente le habíais brindado vuestra virginidad, en el momento en que os fue enviado por Dios el ángel, y saludándoos les anunció la intención del Señor.

Si quieres comprender bellas oraciones para enriquecer tus rezos, en el próximo producto encontrarás lo que busca. Conoce quién fue Santa Brígida y aprende sus frases. Plegaria eucarística V PARTE V/a Dios Guía a su Iglesia Prefacio V/a Te ofrecemos gracias, Señor y Padre nuestro, te bendecimos y te glorificamos, porque has creado todas y cada una de las cosas y nos has llamado a la vida. Recibimos el perdón que nos renueva. A veces nos distanciamos del amor de Dios.

Lea mas sobre mejormaquinaria.com aqui.

El emperador recibió esta oración al prepararse para arrancar la batalla. Acordaos de todos y cada uno de los miedos, las angustias y los dolores que habéis soportado, en Vuestro Sagrado Cuerpo, antes del suplicio de la crucifixión. Tras haber orado tres veces, todo bañado de sudor sanguinolento, fuisteis traicionado por Tu acólito, Judas; apresado por los pobladores de una nación que habíais elegido y ensalzado. Fuisteis acusado por falsos testigos e inmerecidamente juzgado por tres jueces; todo lo cual sucedió en la flor de Vuestra madurez, y en la solemne estación pascual. Acordaos, oh Señor, que durante la última cena con Vuestros discípulos les habéis lavado los pies; y después, les distéis Tu Sacratísimo Cuerpo, y Vuestra Sangre Preciosísima.

Lea mas sobre guia-transportes aqui.

Redactar los tres nombres en un papel y guardarlo. El alma que las reza no padecerá ningún Purgatorio.

las oraciones de santa brigida

Realiza un comentario