Más información sobre San Benito Oracion

2020-10-05

Contenido

san benito oracion

Algunos nos preguntáis por la “Cartilla de san Benito”, lo cual nos logró meditar que sería bueno añadir alguna explicación sobre su sentido y origen. Ahorra un 100% en el envío de cada artículo adicional conseguido a mineral_stone que se ajuste a esta oferta. Este producto se manda a España, pero el vendedor no ha especificado las opciones de envío. Contactar al vendedor- se abre en una exclusiva ventana o pestaña y escoge un servicio de envío para tu localización. El comprador es quien se encarga de los costos de envío de la devolución.

san benito oracion

El oficio divino ordena la día monástica, pues “No se debe de anteponer nada a la Obra de Dios”, como nos indica San Benito. Los cánticos, que alimentan las horas litúrgicas, son fuente de contemplación que nos introducen en los Secretos divinos y que nos llevarán al contacto amoroso y personal con Dios en la oración privada. El monje, buscador de Dios, vive a la luz de la presencia del Señor, que ilumina cada instante de su jornada. Su vida desea ser un camino hecho de fe, de amor y de esperanza, siguiendo las huellas de Cristo, para ofrecer contestación al deseo de su corazón de encontrarse con el Creador de la vida, y en Él, con toda la humanidad. No hay nada más preciado que el Amor de Cristo, hecho imagen viva en todos y cada hermano, hecho presencia viva en la Eucaristía.

Resumen De Oracion A San Benito Abad

Por lo tanto, invoco tu poderosa intercesión, con promesa y confiado en que tú vas a escuchar mis frases y me alcanzarás la felicidad particular y favor que tan con seriedad te imploro , si es para la más grande gloria de Dios y el bien de mi alma. Tu corazón siempre estuvo tan lleno de amor, compasión y misericordia hacia los que estaban afligidos o con problemas de cualquier tipo. Es conocida la gran devoción que san Benito tenía a la Santa Cruz. Es el signo cristiano de bendición y una gran impulso para vencer las tentaciones y eludir los nudos del demonio.

Lea mas sobre software parque herramientas aqui.

san benito oracion

En Santiago de Compostela, solo en el entorno de la catedral de Santiago, tenemos los monasterios de San Paio de Antealtares y de San Martiño Pinario, y en lo que se refiere a santuarios, la iglesia de San Bieito do Campo, establecida ahora en el siglo X. Con la reforma de las órdenes regulares decretada en 1493, los monasterios gallegos pasaron a depender de la Congregación de San Benito de Valladolid. Con el tiempo, se van creando asimismo otras órdenes religiosas que, aunque tienen sus características particulares, siguen como modelo básico de vida monástica el dictado por la Regla de San Benito. Aparecen de esta manera los camaldulenses, los cartujos, los agustinos, los trinitarios, los franciscanos, los dominicos, los carmelitas, los mercedarios, los jerónimos, etcétera. Hospitalidad //// Como prueba de su espíritu hospitalario, se cuenta que, estando la vecina localidad de Cassino asolada por el apetito, Benito mandó repartir entre los pobres todos y cada uno de los víveres que había en el convento y tan solo dejó cinco piezas de pan. Sus compañeros temían quedar pronto asimismo sin comida pero él les mencionó que el Señor les devolvería con creces lo que habían dado.

Otra leyenda afirma que un día los monjes hallaron cerca de allí una piedra que deseaban utilizar en la construcción del monasterio, pero eran incapaces de moverla aunque no parecía tan pesada; en el momento en que llegó Benito, bendijo la piedra y consiguieron transportarla con sencillez. La fama de sus milagros y el deseo de muchos de proseguir su modelo de vida hicieron que sus seguidores fueran cada vez más numerosos, lo que provocó la envidia de Florencio, un sacerdote que tenía su parroquia cerca del monasterio. Un día le envió como obsequio un pedazo de pan envenenado, pero, en el momento en que Benito descubrió la trampa, mandó a un cuervo al que alimentaba todos los días llevarse el pan en su pico y arrojarlo donde absolutamente nadie pudiera localizarlo. En el momento en que el cuervo cumplió su misión, volvió a recibir el alimento que Benito le solía proveer.

Lea mas sobre constelacionesdeestrellas.com aqui.

Dicen que allí se le apareció el Demonio con apariencia de mirlo para tentarlo; Benito lo separó de su lado con la señal de la cruz pero el animal ahora lo había tentado; solo consiguió controlar sus impulsos ayudado por la oración y la mortificación de su cuerpo, arrojándose contra una zarza. ¡Oh glorioso San Benito, que desde el cielo eres padre piadoso para tus devotos! Tu gran poder frente Dios se reconoce hoy, más que jamás, gracias a la medalla que viene honrada con tu nombre, por la multitud de prodigios y favores que por su medio Dios nos proporciona. Alcánzanos del Señor, todas la gracias que nos son necesarias durante esta vida y singularmente la felicidad por la cual hacemos esta novena. ¡Oh glorioso San Benito, que fuiste blanco de persecuciones y guardaste la paz de tu alma a través de la dulzura de la paciencia! Alcánzanos el don de la paciencia y la felicidad de perdonar las ofensas, que perdonaste a los que atentaron contra tu vida y te expulsaron de tu país, y que misericordiosamente pediste al Señor les perdonara, llorando su ceguera y horrible fin.

Lea mas sobre softwarelogisticaydistribucion aqui.

En la fachada barroca de San Martiño Pinario, aparece la imagen del santurrón y en la iglesia también se representan situaciones de su vida, de Mauro, Plácido y Escolástica. Cuando regresó a Subiaco, consiguió congregar a un conjunto de frailes prestos a seguir su modelo de vida, apoyado en el ora et labora que luego sería el lema de su regla. Creía en el trabajo y en la oración como vías que dignificaban al ser humano y lo conducían a la santidad. Cuentan que un día uno de sus acólitos se encontraba segando la yerba con una hoz y se le desprendió la cuchilla de hierro del mango y cayó a un lago. Benito cogió el mango, lo metió en el agua y el hierro se volvió a juntar al mango a fin de que pudiera seguir con su trabajo. ¡Oh glorioso San Benito, cuya alma en tu dichosa muerte, fue elevada al cielo en la mitad de ángeles y santos, siendo consolados tus acólitos por la revelación de tu gloria! Concédenos del Señor, la gracia de la perseverancia final, de una aceptable muerte y de tu asistencia e intercesión en nuestro último día.

san benito oracion

Realiza un comentario