Que es lo que realmente sucediendo con Las Quince Oraciones De Santa Brigida

2019-01-03

Contenido

las quince oraciones de santa brigida

Herid mi corazón, para que mis lágrimas de amor y penitencia me sirvan de pan, día y noche. Convertidme enteramente, Oh mi Señor, a Vos. Haced que mi corazón sea Vuestra Habitación perpetua. Y que mi charla Os sea satisfactorio. Que el objetivo de mi vida Os sea de tal suerte loable, que después de mi muerte pueda merecer Vuestro Paraíso; y alabaros para siempre en el Cielo con todos nuestros beatos. Hiere mi corazón, para que mis lágrimas de amor y penitencia me sirvan de pan, día y noche.

El emperador recibió esta oración al prepararse para emprender la guerra. ¡Sois la eterna dulzura de todos los que os aman; la alegría que sobrepasa toda gozo y deseo; la salvación y promesa de todos los pecadores!

Quinto Mal: La Crucifixión Y La Agonía De Jesús

Estas experiencias marcarían para el resto de su historia a Brígida. Conoce en el siguiente artículo la historia y los milagros de Santa Brígida y revela además, poderosas oraciones para realizar necesidades. Si quieres comprender preciosas oraciones para enriquecer tus rezos, en el próximo artículo hallarás lo que busca. Conoce quién fue Santa Brígida y aprende sus frases.

las quince oraciones de santa brigida

De Tu Costado perforado por un soldado, con la lanza, ha brotado Sangre y agua, hasta no quedar en Tu Cuerpo gota alguna. Finalmente, como un haz de mirra, elevado a lo alto de la Cruz, la muy fina y delicada Carne Vuestra fue destrozada; la Substancia de Tu Cuerpo fue marchitada y disecada la medula de Nuestros Huesos. Por esta amarga Pasión, y por la efusión de Vuestra hermosa Sangre, Os suplico, Oh dulcísimo Jesús, que recibáis mi alma, cuando yo esté tolerando en la agonía de mi muerte. , ¡Espéculo de Resplandor Eterno! Acordaos de la tristeza aguda que habéis sentido al contemplar con anticipación, las ánimas que debían condenarse. A la luz de Vuestra Divinidad, habéis atisbado la predestinación de aquellos que se salvarían, a través de los méritos de Vuestra Sagrada Pasión. Simultáneamente habéis contemplado tristemente la inmensa multitud de réprobos que serian condenados por sus pecados; y Os habéis quejado amargamente de esos desesperados, perdidos y desgraciados pecadores.

Oración Por Las Negligencias Diarias

las quince oraciones de santa brigida

Lea mas sobre aqui.

las quince oraciones de santa brigida

Y no viéndoos en un estado suficientemente lamentable para satisfacer su escandalo, agrandaron Vuestras Llagas, y, añadiendo mal sobre dolor. Con indescriptible crueldad, extendieron Vuestro Cuerpo en la Cruz. En memoria de todas y cada una estas penas y dolores que habéis soportado antes de Vuestra Pasión en la Cruz, concededme antes de fallecer, una contrición verdadera, una confesión sincera y completa, adecuada satisfacción; y la remisión de todos mis pecados.

Lea mas sobre tablademultiplicar.net aqui.

  • Y que en mi corazón, tu Amor aumente cada día hasta el momento en que llegue a contemplarte en la eternidad.
  • A fin de que, estando muerto al mundo, viva yo solamente para Vos.
  • A todas estas ánimas se les asegura que no van a morir repentinamente; ni se ahogarán; ni van a ser afectados por el veneno.

A todas estas almas se les asegura que no van a morir de repente; ni se ahogarán; ni van a ser damnificados por el veneno. No van a caer a cargo de sus enemigos; ni serán consumidos en ningún incendio; ni aun derrotados en la guerra. Por esta amarga Pasión, y por la efusión de Vuestra hermosa Sangre, Les suplico, O dulcísimo Jesús, que recibáis mi alma, cuando y esté tolerando en la agonía de mi muerte.

Lea mas sobre softwaregestiondealmacen aqui.

Su padre, Birger Persson, la concedió en 1316 como mujer (Brígida tenía entonces 13 años) a Ulf Gudmarsson, hijo del Gobernador de Ostrogotia, al que ella amó, como se dice en su desarrollo de beatificación, sicut cor meum, como a su propio corazón. Consideramos el mal que sintió la Virgen al notar la lanzada que dieron en el corazón de Jesús. En el sexto de los 7 dolores de la Virgen, revivimos el padecimiento que sintió el Corazón de María cuando el cuerpo sin vida de su querido Jesús fue bajado de la cruz y colocado en su regazo.

las quince oraciones de santa brigida

Realiza un comentario